Buscar
  • ars studios

¿Cómo comprimir el bombo de batería para una pegada uniforme?

A todos nos encanta ese sonido potente y con presencia constante de bombo que escuchamos en nuestros discos de rock preferidos. ¿Cómo se consigue?


La batería es un instrumento que no suena en los discos como se escucha con una escucha directa. Es muy importante el proceso (compresión y ecualización) para conseguir el producto sonoro que solemos encontrar como pista de batería en un disco.



Uno de los problemas más importantes es obtener un nivel constante en la pegada del bombo. Pensemos que un batería no va a tocar todos los golpes de bombo con la misma intensidad.


Para lograr un sonido de bombo con pegada constante uno de los procesos habituales es la compresión.


¿Qué es un compresor?

Para entenderlo de forma básica, un compresor baja el nivel cuando le llega una subida abrupta de señal (por ejemplo un grito) y puede llegar a subir señal de bajo nivel (por ejemplo subir el sonido de un susurro). Para esto se suele indicar un punto o umbral para que el compresor sepa si la señal que le está entrando pasa de ese umbral y debe atenuar o no.


Un compresor tiene 5 parámetros básicamente para su ajuste. Si solo uno de ellos está mal ajustado, no lograrás la correcta compresión de bombo para que se mantenga la naturalidad de su sonido y además la pegada sea constante.


Los parámetros a ajustar son:

- THRESHOLD, o umbral

- RATIO o relación de compresión.

- MAKE UP o GAIN OUT, ganancia de salida.

- ATTACK o ataque (tiempo de espera antes de empezar a comprimir):

- RELEASE o tiempo durante el que seguimos obligando al compresor a seguir atenuando señal.


Es importante que entiendas que vamos a realizar ajustes para un golpe de bombo, que dura unos 100ms. (mili segundos). Por otra parte es importante recordar que los niveles los vamos a monitorizar y a recortar utilizando la medida del dB (decibelio). Sin entrar en detalles, atenuar 6 dB es hacer que suene la mitad de fuerte, y aumentar 6 dB dará lugar a que suene el doble de fuerte.


Vamos a los ajustes:


  1. Lo primero que hay que ajustar es el RATIO. Decide cuánto vamos a recortar el nivel de un sonido cuando la señal supere un umbral o THRESHOLD determinado. En el caso del bombo ha de ser bastante agresivo. Utilizaremos como punto de partida un RATIO de 8 a 1. Eso significa que de cualquier sonido que sobrepase el umbral solo se dejará pasar la 1/8 parte.

  2. En segundo lugar ajustaremos la ganancia de salida o MAKE UP. La idea es compensar lo que recortamos con el compresor así que la ajustaremos a +6dB pensando que habrá recortes de 6dB a la señal de entrada en algún momento.

  3. En tercer lugar ajustaremos el ATTACK o ataque. Si analizáramos la evolución de la intensidad del sonido a lo largo de la emisión del sonido del bombo, veríamos que hay unos 10 mili segundos hasta que se alcanza el valor máximo de presión sonora y que luego decrece progresivamente durante unos 90 ms. Esto da una lectura del ADSR (envolvente) de un bombo, que es el típico de una percusión. Para no perder el carácter percusión de este bombo y por lo tanto su naturalidad, no podemos dejar que el compresor comience a comprimir desde el primer milisegundo, así que vamos a obligarle a esperarse unos 10 mili segundos para empezar a comprimir. De este modo el ATTACK se ajustaría en 10 ms.

  4. Ahora ajustaremos el RELEASE o tiempo que obligamos a que el compresor siga comprimiendo. Normalmente el ajuste de este parámetro va en función de la distancia entre golpes. Si el release fuera de 2 segundos podría llegar el siguiente golpe de bombo y encontraría al compresor todavía atenuando y de nuevo perderíamos el carácter percusión del bombo. Si entre dos bombos hay una distancia de unos 250 ms. Ajustaremos así ese release. Si los bombos van muy juntos (como en un grupo de punk o metal) podemos curarnos en salud con un ajuste de unos 150ms.

  5. Finalmente ajustamos el THRESHOLD. No hay receta para esto, pero la forma de conseguir un buen ajuste puede ser observar la forma de onda de los bombos que hemos grabado y ver algunos de los golpes más tenues. Puede ser interesante reproducir en bucle estos bombos de menor nivel. Moveremos el THRESHOLD desde su posición donde el compresor está siempre actuando (por ejemplo -40dB) y lo vamos llevando lentamente hacia la posición de 0dB. Hay que fijarse en el medidor GR (gain reduction) del compresor. En un momento determinado veremos que el medidor de GR nos indica que el compresor ya no comprime. Ahora reproducimos algunos de los bombos de mayor nivel, y comprobamos en el medidor de GR que el compresor sí que comprime en este caso (porque los bombos tocados fuerte sobrepasan el umbral o THRESHOLD).


Y ya está. Básicamente lo que hemos hecho es decirle al compresor que va a llegar una señal que evoluciona muy rápida (un bombo), que tiene carácter percusivo. Que el compresor debe esperar 10ms. para empezar a comprimir, que debe quedarse solo con 1/8 parte de la señal de los bombos fuertes y que va a subir 6dB los bombos más flojos. Además el compresor seguirá comprimiendo 150ms y dejará entonces de comprimir para estar preparado (en relajación o sin comprimir) cuando llegue el siguiente golpe de bombo.







0 vistas

CALLE MARQUÉS DE MONTORTAL, 80 | VALENCIA, 46019 | info@arsestudios.com

© 2020 ars studios.

  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon
  • White Twitter Icon